Opinión o consejo

Opinión o consejo

Son consejos de papá. El ser humano se sigue perdiendo en los pequeños detalles. Seguimos perdiendo los nervios porque tardan mucho tiempo en ponernos la tostada en el bar donde el camarero trata mal a los clientes porque tiene una úlcera y ha pasado mala noche.

Son consejos de papá. No nos damos cuenta que el sol sigue saliendo y poniéndose por el mismo sitio hace miles de años, y mientras pasa eso, nos preocupa que hoy a mi compañero de trabajo le han dado una grapadora nueva y a mí no.

Son consejos de papá. La vida es muy corta y larga a la vez. Nos apresuramos en que las cosas pasen ya y las cosas ocurren cuando es su momento. Los escenarios anticipados son los mejores para que actúen los artistas llamados ansiedad y depresión. Paciencia.

Son consejos de papá. Recogerás lo que siembres. Y a veces no. Pero de ti depende sembrar el bien o el mal, independientemente de la cosecha que obtengas. Hay una cosa que se llama TENER LA CONCIENCIA TRANQUILA, y eso depende de tu siembra y no de tu cosecha.

Son consejos de papá. Trabajar y ser fiel a tus principios. En eso consiste la vida. Con eso tienes mucho ganado, con eso puedes hacer la mejor partida independientemente de las cartas que te toquen.

Son consejos de papá. Con las cucharas que elijas, con esas comerás; pero la vida no está nunca tan encorsetada, o a lo mejor sí. Lo que mi padre decía es que determinados ámbitos, la pareja, los amigos, los trabajos, los eliges tú, y por lo tanto estar todo el día quejándose de algo que tú mismo has elegido es de una torpeza terriblemente humana y que realmente no sirve para nada, solamente para joder al que te escucha.

Son consejos de papá. Haz siempre el bien, y por las noches dormirás bien. Eso decía, el hombre; y en esto sí que estoy totalmente de acuerdo. Da igual como seas, pero si realmente vas por la vida haciendo el bien, hay una cosa que se llama conciencia y que te dejará dormir si eres buena persona.

Pues son consejos… y yo no doy consejos. Lo mío son solo opiniones. Porque el consejo tiene un hedor a imposición y yo no impongo nada.

¡Solo faltaba!

La opinión es mucho más libre de ser opinable; de ser tuya y tiene en sus venas la sangre de poder gustar o no. De ser opinable. De gustar o no gustar.

Solo es opinión, y no consejo, que se debe ayudar al diferente. Si eres consecuente, la opinión se sustenta con el ejemplo, bueno esto sería igual que el consejo. Lamentablemente el ser humano sigue cumpliendo el principio de consejos doy, que para mí no tengo.

La opinión es egoísta, pues cada uno tiene la suya, y no suele coincidir con la de los demás.

Opino que se debe incluir e integrar; que no lo quieres hacer, lo entiendo. Pero yo creo que serás mucho más feliz si ayudas al resto.

Tómalo como opinión o como consejo, pero ayuda por favor.

Reflexiones de una persona con autismo

 


Fotografía: David Martín