LA LÓGICA Y EL AUTISMO

Si solamente utilizara la lógica, como argumento para quererte no podría hacerlo. Te meas dónde y cuando quieres, y yo siempre estoy ahí para limpiarlos. Con la nocilla pintas cuadros inentiligibles usando como lienzo las paredes de toda la casa. Tu manera de querer y agradecer es pellizcar y morder, para dejar la huella de tus besos.

Si solo usara la lógica, no podría quererte. Porque no me dices papá. Porque no me preguntas si me pasa algo. No te alegras cuando vuelvo, ni me miras a los ojos para decirme lo que no puedes con los labios.

Por eso si solo usara la lógica, no podría, ni debería ni querría quererte. Porque no me animas, porque el que levanta al que se cae siempre soy yo, y nunca al revés. Porque lucho por ti más que por nada y por nadie, y jamas vendrás a decirme: gracias.

La Luz de la lógica nunca podría dar luz del amor que siento por ti.

Pero sabes una cosa: que quererte no es una cuestión de lógica. El quererte porque eres mi hijo es simplemente lógico. Pero eso es solo la punta del iceberg.

Te quiero por muchas más cosas. Por que eres un ser maravilloso. Porque ya no quiero conocerte de otra manera. Porque tus silencios me ayudan más que muchas palabras de otros. Porque tus mordiscos son huellas en el corazón y no en el brazo. Porque haces lo imposible por adaptarte a un entorno puramente hostil para tus pocas posibilidades. Porque si me dieran de nuevo la posibilidad de elegir tener a otro hijo siempre te elegiría a ti.

Y sobre todo porque has hecho que esto que llamamos vida tenga sentido. Ya no busco más. Tengo claro el sentido de mi vida. Y eres tú. Y me da igual que no sea lógico.

Reflexiones de una persona con autismo

NO TE MUERAS ANTES QUE YO, SI TIENES QUE CUIDAR A MI HIJO QUE ES UNA PERSONA CON AUTISMO

NO TE MUERAS TODAVIA

¡Por favor! no te mueras antes que yo si eres de los que lleva la bolsa al Carrefour, no por ecologista, si no por tacaño. ¡No te mueras antes que yo!

¡Por favor! no te mueras antes que yo si eres de los que llevan medio puro en la boca y a golpe de lengua te lo pasas de un lado a otro de los labios. ¡No te mueras antes que yo!

¡Por favor! no te mueras antes que yo si vas con bañador y con calcetines o tienes una bata brillante con un palillo en el bolsillo derecho que usas más de una vez. ¡No te mueras antes que yo!

¡Por favor! no te mueras antes que yo si te das golpes en el pecho diciendo que quieres mucho a tu familia en la puerta del puticlub. ¡No te mueras antes que yo!

¡Por favor! no te mueras antes que yo si eres un mando intermedio de una COMPAÑÍA chusquera, y cierras tus ventas con la técnica de las tres P: putas, purosy pacharán. ¡No te mueras antes que yo!

¡Por favor! no te mueras antes que yo si criticas a este maravilloso país por su clase política pero cambias las ventanas de tu casa y no pagas el IVA. ¡No te mueras antes que yo!

¡Por favor! no te mueras antes que yo si cuestionas el amor de María Teresa Campos y Bigote Arrocet. ¡No te mueras antes que yo!

¡Por favor! no te mueras antes que yo si mantienes acaloradamente que no tienes un BMW porque es igual que el Skoda que tienes en la puerta o que la SIN es igual que la cerveza con alcohol o que seguirías yendo de alquiler a Torrevieja aunque te regalaran un crucero por las Islas griegas. ¡No te mueras antes que yo!

¡Por favor! no te mueras antes que yo si te tatuaste en el brazo LAURA TE AMO pero tu mujer se llama Silvia porque Laura no pudo resistirse a los encantos de barrio de Manolo el cobrador de la póliza de los muertos. ¡No te mueras antes que yo!

¡Por favor! no te mueras antes que yo si has dejado que tú mejor amiga haya colgado en las redes sociales una foto tuya con una diadema con dos pequeñas pollas que se iluminan, porque te sentaron mal los dos tequilas que te tomaste en la despedida de soltera de Amparito la marchosa. ¡No te mueras antes que yo!

¡Por favor! no te mueras antes que yo si pegas, si eres mala persona, si haces la vida imposible a tus subordinados, si no integras a las personas con autismo, si crees que todo consiste en ser guapo o si crees que a Leticia no le importó nada que su futuro cónyuge fuera el heredero de la Corona. ¡No te mueras antes que yo!

Pero ¡¡por favor!!, ¡¡¡nunca, nunca, nunca!!! te mueras antes que yo si eres el que vas a cuidar a mi pequeño cuando sus padres no estemos ya aquí. ¡No te mueras antes que yo!, y por favor, hazle cosquillas a media tarde… le gustan un montón.

Reflexiones de una persona con autismo