Hoy estoy cansado de ser una persona con autismo

 


Lo siento pero hoy estoy cansando.

 

Estoy cansando de intentar dar besos y sentir que mis labios tienen un candado sin cerraduras. Hago lo que puedo.

 

Estoy cansado de abrazar al aire, de acariciar las largas melenas del silencio al que la vida me condenó.

 

Hoy estoy cansado, de no poder decir papá, mamá y hermano ¡¡¡TE QUIERO¡¡¡

 

Me cansa correr en carreras continuas que no tienen meta alguna. Me cansa que tenga que tirar botellas de cristal para captar vuestra atención.

 

Me cansa oír una palabra que oigo mil veces al día: “NO”. Y aun sabiendo que es el contrario de SI, no entender ni un SI ni un NO.

 

Hoy estoy cansado.

 

Lo siento, hoy no me vale saber que se amar de la manera más limpia que se puede amar: sin prejuicios y sin rencor.

 

Hoy no me vale saber que no pienso mal de nadie, ni que me haya acostumbrado a quererte tal y como eres aunque tú no lo hagas conmigo. Pero hoy estoy cansado.

 

Hoy me cuesta gritar para que me quieras, y arañarte porque no me diste agua cuando tenia sed. Realmente lo siento, pero hoy estoy cansado.

 

De que me mires cuando llego a una terraza a tomar un refresco, de que no me llames para bajar a jugar, y de esperar a que alguien me diga si quiero ir al cine.

 

Estoy muy cansado de no recibir lo mismo que el resto, cuando solo soy un niño como los demás.

 

Cansado de tu condescendía, de tu pena mal entendida y de que me reclames que haga cosas que ni sé hacerlas ni entiendo los motivos por los qué tengo que hacerlas.

 

Y mañana será otro día. Y mañana me olvidaré. Pero hoy estoy cansado.

 

Hoy sólo necesito que me beses si yo quiero. Que no me digas más veces que NO. Hoy solo quiero que me tranquilices y que no grites cuando no hago lo que dices.

 

Hoy solo necesito que me comprendas. Que abras tu mente. Que entiendas que por cada uno de nosotros hay una manera diferente de ver el mundo. Que la mía es tan digna y tan respetable como la tuya.

 

Hoy solo necesito que ser diferente no sea nada malo. Que sea solo ser diferente, sin ese traje negro que se le pone a esta palabra y que huele a rancio y a amargura.

 

Déjame que duerma y que mañana sea otro día nuevo. Porque hoy estoy cansado

 

Fdo. Lucas una persona con autismo