Una patada en la boca a los prejuicios

  Todos los días de lunes a viernes llevo y recoge a mi hijo Lucas del colegio. Sin embargo, hay dos días en los que cambia el medio de transporte. Los lunes, martes y viernes vamos en coche pues mi mujer no lo necesita, y los miércoles y jueves vamos en transporte...

Los cuñados y el autismo

Tu cuñado ya no es aquel tipo que mete la mano en la nevera y se queda con el bote más frío de cerveza. Tu cuñado ya no es aquel que critica como has puesto los aspersores y que dice que la luz de la cocina está demasiado baja. Ya no lo sabe todo. ¡Está perdido! igual...

Yo lo que quiero es que des voz al autismo

Siempre he querido ser policía para llevar un cinturón de esos que lleva de todo: linterna, porra, pistola, guantes, esposas… parece una tienda de todo a cien. Siempre quise trabajar en una farmacia, por lo del cúter, sí, sí, por lo de manejar el cúter y cortar ese...

Deseos de una persona con autismo

No quiero ser charco en día de sol, ni tierra seca cuando llueve. No quiero ser un emoticono en el móvil de un adolescente, ni tampoco el niño solo en el patio. No quiero ser el bar sucio donde el ebrio llora por ser mal padre, ni tampoco la última chuche que nadie...

Cuanto nos confundimos las familias que tenemos una hija o un hijo con autismo

¿Nos confundimos más los padres que tenemos una hija o un hijo con autismo en la toma de decisiones? ¿Son más importantes nuestras decisiones que las de los padres que no tienen un hijo con autismo? A la segunda pregunta no deseo ni entrar y no quiero abrir ese debate...

Diez frases que no tienes que decirle al padre de una persona con autismo

Mi familia y yo ya llevamos unos años conviviendo con el autismo. Ha habido momentos de todo tipo. Momentos de no aceptación, momentos de alegría, de tristeza, de esperanza y también desesperanza, momentos de depresión y de expectativas rotas… En nuestro caso el...

Los niños con autismo gobiernan el mundo

  ¡Bienvenido al mundo, al mundo al revés! Al mundo en el que los niños van por las mañanas a trabajar, y los padres compran chuches. Los calvos peinan sus flequillos y los que tienen pelo buscan crece pelos milagrosos por las farmacias de turno. El tendero de la...

Quiero que mañana tengas las mismas opciones que el resto

    Yo quiero ir al rastro, y comprarme una Mont Blanc original por 10 pavos. Me gustaría ir al cine y que las palomitas fueran gratis. Quiero pasear contigo y que nadie te mire.   Yo quiero que un refresco caliente esté tan bueno como uno frío. Que no me importe un...

Soy una persona con autismo y quiero hacer deporte

  SÓLO QUIERO HACER DEPORTE, AYUDAME... Estamos los dos solos, aquí sentados, querida sociedad. Ya sabes que soy una persona con autismo y no es el momento de reproches ni de echarte en cara la cantidad de promesas que has incumplido. Yo entiendo mi diferencia e...

El autismo un mundo que necesita ayuda

    Te voy a contar mi mundo........ Quiero ver otro canal de televisión, pues hoy ya Dora la exploradora me ha aburrido........sé lo que es un mando a distancia, pues mi padre lo usa para cambiar el canal.....pero...yo no sé usarlo......voy a llamar a mi madre y que...

Blog Reflexiones de un AutistaEn el barrio del autismo hay una avenida por la que los padres que tenemos niños con autismo no deberíamos caminar nunca. Se llama la Avenida del NO PODRÁ. No deberíamos ir a esta calle ni para ver escaparates. Ahora, como somos humanos, a veces sin saber cómo ni porqué terminamos en ella.

Madre y padre, con este blog quiero acompañarte, para que cuando mires hacia atrás encuentres un apoyo. No sé más ni menos que tú, solamente que llevo ya años caminando por él. Espero que mi experiencia te resulte útil.

Profesionales que dedicáis vuestra vida y conocimientos al autismo, tengo un hijo de 7 años diagnosticado de TEA no verbal. Mi convivencia y experiencias con Lucas, tus aportaciones sobre el autismo y el contacto con otros profesionales pueden ayudarnos a avanzar.

Sociedad, espero que a través de este blog puedas entender que el autismo es solo una manera diferente de pensar. Caminemos juntos y hagamos que el barrio del autismo sea cada día un poco mejor.

Los cuñados y el autismo

Tu cuñado ya no es aquel tipo que mete la mano en la nevera y se queda con el bote más frío de cerveza. Tu cuñado ya no es aquel que critica como has puesto los aspersores y que dice que la luz de la cocina está demasiado baja. Ya no lo sabe todo.

¡Está perdido! igual que tú. No sabe nada del autismo.

Tienes que conseguir unirle al proyecto de vida de tu hijo y sin duda es una figura vital en la que podrás apoyarte en los momentos más difíciles que seguro llegarán.

Hay que tener en cuenta que una persona con autismo no diferencia entre cuñados, tíos, abuelos, primos, son tremendamente sinceros en ofrecer amor y cariño y de esta forma querrán sin los prejuicios y sin tener en cuenta las posibles diferencias familiares que pudieran existir.

El triunfo familiar, en ayudar a tu hijo con autismo, es que se olviden esas “pequeñas cosas” que existen en todas las familias y que las separan. Incluso a las que más se quieren.

La gran diferencia entre el éxito y el fracaso ante el hecho de sacar adelante a una persona con autismo, buscando su inclusión y explotando al máximo sus posibilidades, consiste en gran medida en la unión que demuestre su familia en los momentos duros, que sin duda llegarán. Una familia separada por viejas rencillas que no se hablen, que no acepten el autismo como lo que es, es una verdadera bomba nuclear para la persona con autismo.

Debemos intentar separar a la persona con autismo de nuestros problemas de adultos y utilizando palabras empresariales,  muy de moda, que la suma de todos nosotros como familia sirva para multiplicar sus capacidades.

El autismo debe contribuir siempre a unir y no a separar familias. Cada uno tiene que tener en cuenta que ha cambiado su rol y sus expectativas. La persona que era tu cuñado lo sigue siendo, pero ya no es el tío de tu hijo, es el tío de tu hijo que “es una persona con autismo”.

Pasará su duelo y pasará sus expectativas rotas, al igual que lo hará el padre, la madre, el hermano, los primos y cualquier miembro de la familia más cercana.

Para esto, y siempre hablando desde mi experiencia personal, debemos aprender de los niños. Mis sobrinos hacen piña cuando se trata de Lucas. Le ceden sus juguetes, las primeras chuches son para Lucas, si sólo hay un helado es para Lucas… y de esta manera consiguen darnos una lección de vida que como adultos debemos aprender rápidamente.

Nunca nuestras diferencias deben llegar a la persona con autismo. Ya se encarga la sociedad de diferenciarlos de puertas hacia afuera. Si encima nosotros nos separamos…

Tenemos que ser “el pegamento” que una a nuestras familias y olvidarnos de estereotipos que sólo sirvieron para hacer monólogos, como el cuñado que todo lo sabe, y que hacen mucha gracia, pero tratándose del autismo, las risas brillan por su ausencia.

En la medida en la que la familia sea capaz de tener un proyecto común para la persona con autismo, el amor y el cariño brotarán entre todos los miembros. Y ahí, realmente ahí, es donde se le hacen al monstruo del autismo los pies de barro.

Para conseguir esto tenemos que llenar nuestros vasos con empatía, con saber perdonar, con ayuda mutua, con respeto al otro y con mucho amor a todos los miembros de nuestra familia. Y una vez llenos los vasos brindar todos a una y que no haya dudas que se va a brindar por el bienestar de la persona con autismo.

 

Reflexiones de una persona con autismo

Hoy te he visto llorar

  Hoy te he visto llorar, y nunca lo haces. Pero tienes que estar tranquila, yo estoy bien. Vi, cuando estabas en la habitación, que sin ninguna razón te ponías a llorar. Sé que es por mí. Porque hay heridas que no se cierran. Porque hay dolores que no se calman. Sé...

¿Cómo cambiar tu visión del autismo?

  Verás como ese tío con el pelo largo y tatuajes me atraca y me quita el móvil. Si voy a casa de mis suegros, seguro que me encuentro a mi suegro enfadado conmigo. En la reunión que tengo esta tarde en el trabajo haré el ridículo y todo saldrá mal. Aquella chica que...

Mi hijo, que es una persona con autismo, está bien…

  ¿Cambiaría a mi hijo por otro? O mejor dicho, si tuviera que elegir  entre un hijo con autismo y un hijo que no lo tuviera, ¿Que elegiría? Jajajja ¡preguntas de mierda! Preguntas que tapan huecos de lo que pasó y mucho miedo a lo que pasará; lo que hay es lo que...

En el autismo se necesitan luchadores

Si te vienes a mi mundo, no vengas con los brazos bajados. Nosotros marcamos goles al arco iris cuando éste se encuentra en su mejor momento y levantamos los brazos para intentar tocarlo. ¡Que no vengas con quejas, lamentos, con mal rollo y malos modos! ¡Que no, que...

El autismo y los Reyes Magos

Hay un lugar donde tres tipos con barbas que van montados en camellos elegantes conceden deseos a los niños y a los mayores en la noche en la que más trabajan. Dos o tres días antes, estos tres seres maravillosos se muestran en una cosa que mis padres llaman “La...

El autismo y la verdad

Aquel niño era diferente. Se enfadaba mucho y se irritaba cuando no se le daba lo que pedía. Eso, el aleteo de sus manos y sus continuos balanceos le hacían parecer un ser extraordinariamente diferente, pero tenía algo que a los demás les costaba conseguir, él lo...

¿Qué siente una persona con autismo con los petardos?

  ¡¡¡Que tío más petardo!!! o ¡¡¡Esta película ha sido un petardo¡¡¡ Esto es lo máximo que me puedo yo acercar a lo que es un PETARDO. Me gusta como palabra, “petardo”, que como rezara o rezase en un buen Diccionario de Lengua su definición sería: Petardo, del verbo...

Ayudar a las personas con autismo no es ver Good Doctor

Me preguntas ¿Cuántos son dos más dos? y yo a la pregunta le hecho sirope de chocolate y me la tomo con unas tortitas que me encantan. Pero la solución yo no la sé. Las personas con autismo no somos genios con los números. No todas. Habrá algunos que sí, pero yo no....