¿Tú que hubieras hecho?

Ayer me pasó una cosa curiosa, por no decir excéntrica. Dice mucho de cómo nos relacionamos con personas con TEA y el impacto que tiene cuando en frío le dices a alguien que tu hijo tiene TEA. Estaba con mi hijo sentado en una terraza. Lucas, como es habitual, no...

El inicio del fin de nuestra especie

¿Cuándo decidimos que era más importante ser socio de una gran consultora que estar con nuestros hijos? ¿En qué momento tuvimos la gran idea de hacerle la vida imposible a nuestro subordinado para que nuestra nómina suba unos euros? ¿Ha habido un momento en que todo...

Aun así, te quiero

Cruzas carreteras sin sentido y haces fuentes de lluvia dorada en el sillón en el que me siento a ver series que escupen la cara más amable de un monstruo que se llama autismo. Trepas por sitios en los que lo máximo que puedes obtener son gritos de padres...

Hoy me has podido autismo

Y otra vez no puedo respirar. Siento que me ahogo, y de nuevo mis pensamientos se van a ríos llenos de mierda, de los que no consigo salir. Y de nuevo esta sensación de desasosiego y de no importarme nada de lo que ocurra o pueda conseguir. Y otra vez no quiero quedar...

Cambios que se producen en el autismo

Alguna vez hablamos de los cambios que se producen cuando el autismo llama a tu puerta. De un minuto a otro pasas de ser madre o padre a ser madre o padre de una persona con autismo, que evidentemente no es lo mismo. Ahora bien, como la familia abarca a muchos más...

El autismo ha muerto

Estabas escondido en aquel callejón oscuro y maloliente que se llama traición. Haciendo caso al nombre del callejón y a tu propia naturaleza así actuaste. Era de día y no de noche; por lo menos tuviste esta pequeña consideración ¿O tal vez lo hiciste para que nuestras...

Tus diferencias son tus grandezas

Caminas por la playa pero tus pies no dejan huellas en la arena, a pesar de eso yo te sigo. Compones canciones para violines sin cuerdas y para un público sordo que no puede escucharte, a pesar de eso a mí me gustan. ¡Hijo mío! corres en una carrera que no tiene meta,...

Tres errores que cometí con el autismo

Ponte a trabajar ya si tu hija o hijo ha sido diagnosticado de autismo. Mirando desde la distancia me doy cuenta que cometí tres errores cuando conocí el diagnóstico de mi hijo. Uno de los grandes errores que cometí fue darle la espalda al TEA; con ello perdí unos...

Crea un entorno donde tu hijo sea feliz

Un niño que salta en una colchoneta y nadie salta con él. Un niño que va solo al cine. Un niño que no sabe elegir qué caramelo coger en la piñata de su amigo. Un niño que juega solo en el mar. Un niño que ríe en el entierro de su abuelo. Un niño que se despierta en...

TÚ tienes la posibilidad, YO no la tuve.

Yo no elegí ser rueda de bici sin radios, ni ciclista del Tour que no quiere ganar. Yo jamás elegí ser un niño que no durmiera por las noches y que no pudiera decirles a mis padres lo mucho que les quiero. Tú crees de verdad ¿qué se puede elegir llevar pañal con 8...

Blog Reflexiones de un AutistaEn el barrio del autismo hay una avenida por la que los padres que tenemos niños con autismo no deberíamos caminar nunca. Se llama la Avenida del NO PODRÁ. No deberíamos ir a esta calle ni para ver escaparates. Ahora, como somos humanos, a veces sin saber cómo ni porqué terminamos en ella.

Madre y padre, con este blog quiero acompañarte, para que cuando mires hacia atrás encuentres un apoyo. No sé más ni menos que tú, solamente que llevo ya años caminando por él. Espero que mi experiencia te resulte útil.

Profesionales que dedicáis vuestra vida y conocimientos al autismo, tengo un hijo de 7 años diagnosticado de TEA no verbal. Mi convivencia y experiencias con Lucas, tus aportaciones sobre el autismo y el contacto con otros profesionales pueden ayudarnos a avanzar.

Sociedad, espero que a través de este blog puedas entender que el autismo es solo una manera diferente de pensar. Caminemos juntos y hagamos que el barrio del autismo sea cada día un poco mejor.

¿Tú que hubieras hecho?

¿Tú que hubieras hecho?

Ayer me pasó una cosa curiosa, por no decir excéntrica. Dice mucho de cómo nos relacionamos con personas con TEA y el impacto que tiene cuando en frío le dices a alguien que tu hijo tiene TEA.

Estaba con mi hijo sentado en una terraza. Lucas, como es habitual, no hacía más que poner los pies encima de la mesa. Yo, como siempre también, con la paciencia que nos caracteriza a los padres, le decía una y otra vez: por favor Lucas, no pongas los pies encima de la mesa; por favor, deja de hacer eso Lucas, que no está bien. Y siguiendo con lo que ocurre casi siempre, Lucas no me hacía caso.

Para ser sincero, no sé de donde salió esa señora, pero de repente se plantó una señora, de cierta edad, delante de nosotros diciendo: ¡Pequeño no hagas eso, que voy a llamar a la policía! al tiempo que le guiñaba un ojo a Lucas.

NO hagas eso, porque si te ponen una multa la tendrás que pagar de tu dinero. La señora era amable y su voz dulce; lo decía de manera encantadora y para jugar con Lucas. La típica señora mayor a la que le gustan los niños y que quiere jugar con ellos.

El comportamiento de la desconocida fue en todo momento educado, amable y digno de alabar, pues lo único que quería era ser simpática con mi hijo.

En un momento dado, la desconocida siguió hablando con Lucas, mientras mi hijo se tapaba los oídos y aleteaba con las manos; sin querer, Lucas, en un aleteo, la golpeó en el brazo y la señora de nuevo muy amable dijo: ¡anda mira, no le gusta lo que digo y por eso me ha dado! Repito una vez más, la intención de la señora era ser amable y educada.

El tema es que seguía hablando con Lucas esperando respuestas que nunca llegaban. Como no cesaba en el intento, cosa que desde aquí tiene toda mi gratitud, tuve que decirle, con amabilidad y educación -la misma que ella había demostrado-: lo siento, no le va a contestar; Lucas es una persona con autismo no verbal.

Fue en ese momento cuando se produjo la reacción inesperada de la desconocida: la mujer empezó a pedir perdón; a decir que lo sentía mucho, que no había querido en ningún momento reírse de mi hijo, que simplemente quería jugar con él, y hasta casi se le saltaban las lágrimas de lo avergonzada que estaba, mientras se deshacía en disculpas. Yo trataba de tranquilizarla diciendo que no pasaba nada; le decía que ella no había hecho nada malo, todo lo contrario, se había acercado de manera dulce y educada a mi hijo. La mujer no tenía consuelo, creía que había pasado una línea que no tenía que haber pasado; yo insistía en que simplemente había tratado de ser amable y jugar con un niño.

La cuestión es que, a partir de este momento, ya no le dijo nada a Lucas. Ya no se dirigió a él. Por más que yo le decía que podía seguir intentando jugar con él, ella ya no podía seguir diciéndole cosas.

Al final, después de estar un rato, y dejarle claro que no había hecho nada malo, la mujer se tranquilizó y me contó que su nieta también tenía un amigo con TEA; me dijo que eran niños adorables, eso sí, ella a había desistido de intentar jugar con Lucas.

Evidentemente, no juzgo que no jugara más con Lucas, pues la señora estaba totalmente conmocionada, como si hubiera matado a alguien, pero toda aquella escena me hizo reflexionar, y surgieron en mí varias preguntas: ¿Le tenía que haber dicho nada más llegar que mi hijo era una persona con TEA? ¿Tenía que haberla interrumpido antes y explicarle que Lucas no iba a contestar, pues era un niño con TEA?

¿Tú que hubieras hecho?

Reflexiones de una persona con autismo

 


Fotografía: David Martín

 

¿Tú que hubieras hecho?

Ayer me pasó una cosa curiosa, por no decir excéntrica. Dice mucho de cómo nos relacionamos con personas con TEA y el impacto que tiene cuando en frío le dices a alguien que tu hijo tiene TEA. Estaba con mi hijo sentado en una terraza. Lucas, como es habitual, no...

El inicio del fin de nuestra especie

¿Cuándo decidimos que era más importante ser socio de una gran consultora que estar con nuestros hijos? ¿En qué momento tuvimos la gran idea de hacerle la vida imposible a nuestro subordinado para que nuestra nómina suba unos euros? ¿Ha habido un momento en que todo...

Aun así, te quiero

Cruzas carreteras sin sentido y haces fuentes de lluvia dorada en el sillón en el que me siento a ver series que escupen la cara más amable de un monstruo que se llama autismo. Trepas por sitios en los que lo máximo que puedes obtener son gritos de padres...

Hoy me has podido autismo

Y otra vez no puedo respirar. Siento que me ahogo, y de nuevo mis pensamientos se van a ríos llenos de mierda, de los que no consigo salir. Y de nuevo esta sensación de desasosiego y de no importarme nada de lo que ocurra o pueda conseguir. Y otra vez no quiero quedar...

Cambios que se producen en el autismo

Alguna vez hablamos de los cambios que se producen cuando el autismo llama a tu puerta. De un minuto a otro pasas de ser madre o padre a ser madre o padre de una persona con autismo, que evidentemente no es lo mismo. Ahora bien, como la familia abarca a muchos más...

El autismo ha muerto

Estabas escondido en aquel callejón oscuro y maloliente que se llama traición. Haciendo caso al nombre del callejón y a tu propia naturaleza así actuaste. Era de día y no de noche; por lo menos tuviste esta pequeña consideración ¿O tal vez lo hiciste para que nuestras...

Tus diferencias son tus grandezas

Caminas por la playa pero tus pies no dejan huellas en la arena, a pesar de eso yo te sigo. Compones canciones para violines sin cuerdas y para un público sordo que no puede escucharte, a pesar de eso a mí me gustan. ¡Hijo mío! corres en una carrera que no tiene meta,...

Tres errores que cometí con el autismo

Ponte a trabajar ya si tu hija o hijo ha sido diagnosticado de autismo. Mirando desde la distancia me doy cuenta que cometí tres errores cuando conocí el diagnóstico de mi hijo. Uno de los grandes errores que cometí fue darle la espalda al TEA; con ello perdí unos...

Crea un entorno donde tu hijo sea feliz

Un niño que salta en una colchoneta y nadie salta con él. Un niño que va solo al cine. Un niño que no sabe elegir qué caramelo coger en la piñata de su amigo. Un niño que juega solo en el mar. Un niño que ríe en el entierro de su abuelo. Un niño que se despierta en...

TÚ tienes la posibilidad, YO no la tuve.

Yo no elegí ser rueda de bici sin radios, ni ciclista del Tour que no quiere ganar. Yo jamás elegí ser un niño que no durmiera por las noches y que no pudiera decirles a mis padres lo mucho que les quiero. Tú crees de verdad ¿qué se puede elegir llevar pañal con 8...

¡La vuelta al cole!

¡Empieza el cole ya! Cuando regresas al colegio y hablas con los padres que tienen una hija o un hijo con TEA, te das cuenta lo diferente, que no peor ni mala, es nuestra vida. Las preguntas nunca son: ¿Dónde habéis estado? ¿Qué tal lo habéis pasado? ¿Os ha hecho buen...

350.000 personas necesitan nuestra ayuda

Tengo 350.000 razones para seguir adelante, y para levantarme aunque me caiga. Creo que son razones suficientes para no arrojar la toalla y seguir despertándome con una sonrisa, aunque haya días que las lágrimas ganen la batalla. Hay 350.000 cosas que hoy en día...