Mi hijo ha sacado una Matrícula de Honor

Cuando termina el curso los padres estamos ansiosos, ilusionados, contentos; otros tristes, disgustados, amargados… en fin se acumulan muchas sensaciones de mil y un colores y es que ha llegado el momento de las notas finales. Ese momento en el que nuestros hijos...

Las personas con TEA no mienten

No te lo vas a creer, pero yo nadando crucé el Río de la Plata. Bajé Despeñaperros a 220 km/h y apareció un helicóptero que se puso en mitad de la autovía para que parara. Me comí 7 Whopper y seis Coca Colas de las grandes... Mi compañero que llego una hora y media...

El parque del autismo

A mi hijo le gusta columpiarse en un parque en frente de casa. Cumpliendo a rajatabla con uno de los principios básicos del autismo, que es la rutina, le encanta ir siempre al mismo parque, coger el mismo columpio y de manera sistemática columpiarse. El parque no es...

Me he enamorado de una persona con autismo

Aquel día la sopa olía a pescado muerto y en el salón, donde siempre se estaba bien, hacía mucho frío. Mi madre me sirvió el segundo plato con la sentencia: ahora cuando venga tu padre quiere hablar contigo… Sabía que, el verme mi padre, no era ni para darme ánimos ni...

Si quieres hacer algo, hazlo ahora

De verdad pienso que no se debe volver a los sitios donde se fue feliz. Ni enamorarte de alguien que una vez lo hiciste. No hay mayor desgracia para un ser humano que busque en el pasado la felicidad. La vida siempre está en el presente, ni siquiera en el futuro pues...

Yo no soy producto de tu imaginación

Hay sensaciones raras: como cuando te dan la mano para saludarte y está blanda, cuando ves a una mujer muy arreglada con un bote de cerveza por la calle o si en el metro alguien al coger la barra toca tu mano sin querer. Pues bienvenido al mundo de tu imaginación. Ese...

El autismo se despide del silencio

Se acabó el invierno y llega la primavera, pero no se acaban mis ganas de cruzar ríos llenos de esperanzas. No se acaban las esperanzas que me llevan a ser igual que tú, a tener las mismas oportunidades que tus hijos, ni más ni menos solo las mismas. Se terminan los...

El autismo y las consultas médicas

Hay un día que si me enfadé y mucho. Ese día teníamos que hacerle un TAC cerebral a Lucas, persona con autismo y que curiosamente, es mi hijo. Para poder ir a la prueba mi mujer y yo pedimos el día de vacaciones en el trabajo, que lógicamente nos lo descontaban de...

Vente a mi vida unos segundos

Manuel tiene 6 años y es una preciosidad. Cariñoso, obediente y con ganas siempre de jugar. Su padre disfruta con él porque es lo mejor que le ha pasado en la vida y es el motivo por el cual se siente un hombre completo, feliz y posee la serenidad que te da la certeza...

El desierto de la no comunicación

Quiero contarte algo importante. Algo que me duele, que no me deja respirar. Que me hace pensar más en parar mis lágrimas que en arrancar mis risas. Pensarás que es una tontería, pero para mí es importante. La cafetería está llena de gente y no soy capaz de oír el...

Blog Reflexiones de un AutistaEn el barrio del autismo hay una avenida por la que los padres que tenemos niños con autismo no deberíamos caminar nunca. Se llama la Avenida del NO PODRÁ. No deberíamos ir a esta calle ni para ver escaparates. Ahora, como somos humanos, a veces sin saber cómo ni porqué terminamos en ella.

Madre y padre, con este blog quiero acompañarte, para que cuando mires hacia atrás encuentres un apoyo. No sé más ni menos que tú, solamente que llevo ya años caminando por él. Espero que mi experiencia te resulte útil.

Profesionales que dedicáis vuestra vida y conocimientos al autismo, tengo un hijo de 7 años diagnosticado de TEA no verbal. Mi convivencia y experiencias con Lucas, tus aportaciones sobre el autismo y el contacto con otros profesionales pueden ayudarnos a avanzar.

Sociedad, espero que a través de este blog puedas entender que el autismo es solo una manera diferente de pensar. Caminemos juntos y hagamos que el barrio del autismo sea cada día un poco mejor.

Mi hijo ha sacado una Matrícula de Honor

Mi hijo ha sacado una Matrícula de Honor

Cuando termina el curso los padres estamos ansiosos, ilusionados, contentos; otros tristes, disgustados, amargados… en fin se acumulan muchas sensaciones de mil y un colores y es que ha llegado el momento de las notas finales.

Ese momento en el que nuestros hijos buscarán excusas, motivación para seguir, amargura por creer que han trabajado duro y no han obtenido los resultados merecidos… Pero todos ellos, sin duda, esperan el ansiado verano para jugar a la consola, bañarse en la piscina o esperar a que un chico o chica les haga ojitos convirtiéndose en el mítico amor de verano.

Muchos padres nos enfadamos y no entendemos como nuestro hijo no ha obtenido los resultados que esperaba y que esperábamos. Pues bien, ese momento con un hijo que tiene autismo es radicalmente diferente. Para que veáis la diferencia con otros niños os cuento la reunión de ayer en el colegio de Lucas.

Cuando llegué, la tutora, la pedagoga y el psicólogo estaban enormemente felices. Nada más entrar me dieron la enhorabuena y me dijeron que estaban orgullosos del trabajo que había realizado Lucas y del trabajo que habíamos realizado en casa con él.

Había conseguido mirar más a la gente, ya conseguía alguna vez ponerse los calzoncillos solo y permitía que una profesora le limpiara los dientes durante dos segundos. ¡Exactamente dos segundos!
Han conseguido que cuando alguien entre en una habitación Lucas se toque la cabeza, gesto que quiere decir ¡Hola!

Lucas se acerca más a la gente y consigue tocar ya a un compañero suyo. Notan que tiene más memoria pues es capaz de retener una secuencia de dos órdenes: Lucas deja el plato en su sitio y después coge el yogur. ¡Esto ya lo entiende!

¡Lucas ha terminado el curso de una manera brillante! Consiguiendo pequeños avances que para una persona con autismo son todo un logro. Para mí fue una gran alegría, ¡más que si Lucas hubiera sacado Matrícula de Honor en primero de medicina!

Esta reunión me hizo pensar y reflexionar y como padre quiero compartir con vosotros esta reflexión.
Cada niño aprende a su manera, a su ritmo, y no conseguir sobresalientes o notables sólo quiere decir que el año próximo tendrán un año entero para mejorar. Dejemos que cada persona aprenda a su ritmo y que cada uno alcance su máximo potencial llegando al máximo de sus posibilidades.

Debemos estar agradecidos por lo que tenemos y no sufrir por aquello que no podemos conseguir.
Por lo bien que lo ha hecho Lucas, desde ayer le llamamos en casa EL MATRICULA DE HONOR; que Lucas sea capaz de aguantar el cepillo de dientes en la boca, es como el triunfo que obtiene un cirujano cardiovascular en su primer trasplante de corazón.

-Reflexiones de una persona con autismo.

 


Fotografía: David Martín

 

Mi hijo ha sacado una Matrícula de Honor

Cuando termina el curso los padres estamos ansiosos, ilusionados, contentos; otros tristes, disgustados, amargados… en fin se acumulan muchas sensaciones de mil y un colores y es que ha llegado el momento de las notas finales. Ese momento en el que nuestros hijos...

Las personas con TEA no mienten

No te lo vas a creer, pero yo nadando crucé el Río de la Plata. Bajé Despeñaperros a 220 km/h y apareció un helicóptero que se puso en mitad de la autovía para que parara. Me comí 7 Whopper y seis Coca Colas de las grandes... Mi compañero que llego una hora y media...

El parque del autismo

A mi hijo le gusta columpiarse en un parque en frente de casa. Cumpliendo a rajatabla con uno de los principios básicos del autismo, que es la rutina, le encanta ir siempre al mismo parque, coger el mismo columpio y de manera sistemática columpiarse. El parque no es...

Me he enamorado de una persona con autismo

Aquel día la sopa olía a pescado muerto y en el salón, donde siempre se estaba bien, hacía mucho frío. Mi madre me sirvió el segundo plato con la sentencia: ahora cuando venga tu padre quiere hablar contigo… Sabía que, el verme mi padre, no era ni para darme ánimos ni...

Si quieres hacer algo, hazlo ahora

De verdad pienso que no se debe volver a los sitios donde se fue feliz. Ni enamorarte de alguien que una vez lo hiciste. No hay mayor desgracia para un ser humano que busque en el pasado la felicidad. La vida siempre está en el presente, ni siquiera en el futuro pues...

Yo no soy producto de tu imaginación

Hay sensaciones raras: como cuando te dan la mano para saludarte y está blanda, cuando ves a una mujer muy arreglada con un bote de cerveza por la calle o si en el metro alguien al coger la barra toca tu mano sin querer. Pues bienvenido al mundo de tu imaginación. Ese...

El autismo se despide del silencio

Se acabó el invierno y llega la primavera, pero no se acaban mis ganas de cruzar ríos llenos de esperanzas. No se acaban las esperanzas que me llevan a ser igual que tú, a tener las mismas oportunidades que tus hijos, ni más ni menos solo las mismas. Se terminan los...

El autismo y las consultas médicas

Hay un día que si me enfadé y mucho. Ese día teníamos que hacerle un TAC cerebral a Lucas, persona con autismo y que curiosamente, es mi hijo. Para poder ir a la prueba mi mujer y yo pedimos el día de vacaciones en el trabajo, que lógicamente nos lo descontaban de...

Vente a mi vida unos segundos

Manuel tiene 6 años y es una preciosidad. Cariñoso, obediente y con ganas siempre de jugar. Su padre disfruta con él porque es lo mejor que le ha pasado en la vida y es el motivo por el cual se siente un hombre completo, feliz y posee la serenidad que te da la certeza...

El desierto de la no comunicación

Quiero contarte algo importante. Algo que me duele, que no me deja respirar. Que me hace pensar más en parar mis lágrimas que en arrancar mis risas. Pensarás que es una tontería, pero para mí es importante. La cafetería está llena de gente y no soy capaz de oír el...

Las personas con autismo sienten alegría

Me he dado cuenta de que la alegría más auténtica viene y está en los pequeños detalles. Es cierto que hay personas que son más proclives a estar alegres. Búscalas y pégate a ellas. Como decía mi abuelo para estar al lado de un triste siempre hay tiempo. ¡La alegría...

Son las tierras de la no inclusión

Hay una tierra baldía donde las madres lloran lágrimas de sangre. Las plantas no crecen y los árboles nunca tienen hojas pues siempre es otoño. Existe un espacio en el que los niños juegan solos y cuentan piedras blancas creyendo que son golosinas que cayeron del...