¿Qué será de mi hijo, que es una persona con autismo, cuando yo no esté?

Miradas de ébano en un autobús de Madrid, niños que ya no salen a jugar por el miedo de sus padres. Personas que se cruzan contigo, y no sabes si son normales o diferentes, caminando por una ciudad que te recuerda que hay un pensamiento que será tu fiel compañero. Y...

¿Crees que puedes excluir a alguien desde el autismo?

¿Te parecería bien excluir los aperitivos de las cañas fresquitas del verano? ¿Qué tal si excluimos la arena de la playa y dejamos solo chinarros y piedras grandes? ¿Deberíamos excluir la ropa interior de Woman Secret y el ketchup de Macdonald y Burger King? ¿Que en...

¿Asumes de verdad que tu hija o hijo es una persona con autismo?

¿Puedes llegar a asumir que tu hijo tiene autismo? ¿Pero de verdad serás feliz plenamente sabiendo que tu hijo jamás hablará, o simplemente convives con ello e intentas que esto que llamamos vida pase pronto para no sufrir demasiado? Sinceramente no lo sé. ¡Yo aún no...

Soy una persona con autismo y quiero a mi padre

    Mi padre es el que me ayuda a esconderme cuando la batalla se llena de tiros. Es el que me dice “NO hagas esto” y luego me deja hacerlo. Mi padre es el que lo pasa mal cuando estoy yo solo corriendo, y todos los demás juegan al fútbol. Es el que les quita el balón...

El nacimiento de una persona con autismo

Fue fruto del cariño y del amor más profundo entre dos personas. Era un niño buscado, querido y deseado. También fue producto de uno de los principios que establecemos lo padres cuando tenemos ya un hijo, y que perdura inamovible generación tras generación: “Para que...

Lo que el autismo no quiere

  No me quiero sentir como la persona que no sabe si quiere un beso o la última copa en una fiesta de noche vieja. No quiero sacar punta a  un lápiz y que se rompa la misma nada más escribir. No quiero apurar el maquillaje de un envase y mirarme en un espejo más...

¿Quieres conocer en qué cosas te puedes confundir si eres padre de una persona con autismo?

  Sin duda alguna los padres que tenemos un hijo con autismo hacemos cosas mal, al igual que los padres de los niños normotípicos. Entiendo que esto es humano y que cualquier cosa que hagas por tu hija o por tu hijo, siempre, siempre, lo haces creyendo que es lo mejor...

La diferencia depende de lo que tú imaginas

  Dicen que hubo una vez un caballero que galopaba a lomos de un corcel blanco y que no eran como los demás. La gente de las aldeas los tildaban de locos y diferentes. Uno no hablaba, el otro nunca relinchó. En el pueblo, la gran mayoría les quería pues eran pareja de...

El silencio del autismo

Y justo en ese instante el tiempo se paró… Creo que no éramos conscientes de que sería la última palabra que diría nuestro hijo Lucas. Siendo sincero no sé qué palabra fue: ¿agua? ¿Chocolate? ¿Mamá???  ¿Zumo? qué más da…, el caso es que esa maldita palabra venía...

Te hablo a ti, vida

Pero, ¿qué más quieres de nosotros? Tantas veces me has golpeado, tantas veces que me he levantado. Pero cierto es que no te cansas de pegar. Si vienes a por nosotros, siempre potenciamos nuestros recursos por pequeños que sean y ofrecemos nuestra mejor versión. No...

Blog Reflexiones de un AutistaEn el barrio del autismo hay una avenida por la que los padres que tenemos niños con autismo no deberíamos caminar nunca. Se llama la Avenida del NO PODRÁ. No deberíamos ir a esta calle ni para ver escaparates. Ahora, como somos humanos, a veces sin saber cómo ni porqué terminamos en ella.

Madre y padre, con este blog quiero acompañarte, para que cuando mires hacia atrás encuentres un apoyo. No sé más ni menos que tú, solamente que llevo ya años caminando por él. Espero que mi experiencia te resulte útil.

Profesionales que dedicáis vuestra vida y conocimientos al autismo, tengo un hijo de 7 años diagnosticado de TEA no verbal. Mi convivencia y experiencias con Lucas, tus aportaciones sobre el autismo y el contacto con otros profesionales pueden ayudarnos a avanzar.

Sociedad, espero que a través de este blog puedas entender que el autismo es solo una manera diferente de pensar. Caminemos juntos y hagamos que el barrio del autismo sea cada día un poco mejor.

¿Qué será de mi hijo, que es una persona con autismo, cuando yo no esté?

Miradas de ébano en un autobús de Madrid, niños que ya no salen a jugar por el miedo de sus padres.

Personas que se cruzan contigo, y no sabes si son normales o diferentes, caminando por una ciudad que te recuerda que hay un pensamiento que será tu fiel compañero.

Y así pasan los días. Conviviendo con la pena de no saber si estás haciendo bien, si estás haciendo todo lo posible por tu hijo.  ¿Dónde está ese límite? ¿Dónde está la claridad de saber que no puedes hacer más por un hijo que tendrá grandes dificultades cuando tú no estés o que quizás no las tendrá?

Sin embargo ese pensamiento es un verdadero traidor y te asalta cuando menos te lo esperas. Cuando te cruzas con otros padres que van hablando y riendo con sus hijos, o cuando ves en el autobús a niños que ellos solos pican el billete.

Ese maldito pensamiento no tiene ni horario ni fecha en el calendario,- como dice la canción-. Pero siempre está ahí: ¿Qué será de mi hijo cuando su madre y yo no estemos?

Lo racionalizas y lo aplacas, y cuando crees que lo has matado, lo único que has conseguido es dormirlo y hacer que vuelva cuando menos te lo esperas con toda su fuerza.

Y no te queda el consuelo de: pues igual que todos los padres del mundo que piensan que será de mis hijos  cuando yo no esté. ¡Lo siento, pero no es igual! No consuela nada, porque los hijos crecen y llega un momento donde la responsabilidad de que les vaya bien o mal es suya, porque se han convertido en adultos y han de tomar las riendas de su vida. Sin embargo, con una persona con autismo, no funciona igual. ¿Qué riendas va a tomar mi hijo si no sabe ni lo que son unas riendas? Y ese temor se ciñe sobre mí.

No se trata de ser un pesimista, ni mucho menos un maldito egocéntrico que cree que todo depende de él, es simplemente miedo a saber qué será de mi hijo.

Sin duda alguna el autismo trajo a nuestra vida muchas cosas, pero una de ellas es horrible: la maldita incertidumbre.

  • ¿Hablará algún día?
  • ¿Quién se ocupará de mi hijo?
  • ¿Podrá leer algún día?
  • ¿Será capaz de comer solo?
  • ¿Conseguirá vestirse solo alguna vez?
  • Si no me puede decir que es feliz ¿lo será?
  • Cuando llora ¿Por qué lo hace?

 

Y esa incertidumbre te mata un poquito cada día. Convives con ella mirando con compasión al que le importan más unos euros que una persona con autismo o a los que les preocupa más que su hijo sea médico que una buena persona. Y te intentas proteger.

Sin embargo, cuando crees que estás bien arropado ante tal vendaval te das cuenta que tu mente está en bañador en mitad del Polo Norte.

Sin duda alguna esto no te ha de apartar del objetivo de intentar dejar todo solucionado para tu hijo cuando tú no estés, pero es humano que esta pregunta cada vez que la formules no sea más que agua que alimenta tus lágrimas.

¿Qué será de mi hijo cuando nosotros no estemos?

 

Reflexiones de una persona con autismo

 

¿Crees que puedes excluir a alguien desde el autismo?

¿Te parecería bien excluir los aperitivos de las cañas fresquitas del verano? ¿Qué tal si excluimos la arena de la playa y dejamos solo chinarros y piedras grandes? ¿Deberíamos excluir la ropa interior de Woman Secret y el ketchup de Macdonald y Burger King? ¿Que en...

Soy una persona con autismo y quiero a mi padre

    Mi padre es el que me ayuda a esconderme cuando la batalla se llena de tiros. Es el que me dice “NO hagas esto” y luego me deja hacerlo. Mi padre es el que lo pasa mal cuando estoy yo solo corriendo, y todos los demás juegan al fútbol. Es el que les quita el balón...

El nacimiento de una persona con autismo

Fue fruto del cariño y del amor más profundo entre dos personas. Era un niño buscado, querido y deseado. También fue producto de uno de los principios que establecemos lo padres cuando tenemos ya un hijo, y que perdura inamovible generación tras generación: “Para que...

Lo que el autismo no quiere

  No me quiero sentir como la persona que no sabe si quiere un beso o la última copa en una fiesta de noche vieja. No quiero sacar punta a  un lápiz y que se rompa la misma nada más escribir. No quiero apurar el maquillaje de un envase y mirarme en un espejo más...

La diferencia depende de lo que tú imaginas

  Dicen que hubo una vez un caballero que galopaba a lomos de un corcel blanco y que no eran como los demás. La gente de las aldeas los tildaban de locos y diferentes. Uno no hablaba, el otro nunca relinchó. En el pueblo, la gran mayoría les quería pues eran pareja de...

El silencio del autismo

Y justo en ese instante el tiempo se paró… Creo que no éramos conscientes de que sería la última palabra que diría nuestro hijo Lucas. Siendo sincero no sé qué palabra fue: ¿agua? ¿Chocolate? ¿Mamá???  ¿Zumo? qué más da…, el caso es que esa maldita palabra venía...

Te hablo a ti, vida

Pero, ¿qué más quieres de nosotros? Tantas veces me has golpeado, tantas veces que me he levantado. Pero cierto es que no te cansas de pegar. Si vienes a por nosotros, siempre potenciamos nuestros recursos por pequeños que sean y ofrecemos nuestra mejor versión. No...

Pero a ti quién te ha dicho que estás mal

¡¿Pero a ti quién te ha dicho que estás mal!? Estás mal porque las porras están frías o porque se te acabado la batería del móvil y no podrás mirar los mensajes mientras tomas algo con tu amigo. ¿Pero a ti quién te ha dicho que estás mal? ¿Estás mal porque no haces...

Se diferente y quiéreme

Me tienes que querer como quieres al sol cuando estás en la playa en agosto, como cuando ves nacer las primeras flores en primavera. Me tienes que querer con la paciencia que tienes cuando vas al pediatra de la Seguridad Social, como cuando te traen un aperitivo y...